Seleccionar aqui tu idioma

domingo, 18 de agosto de 2013

Herpes Genital
¿Qué es el Herpes Genital?
El herpes genital es una infección causada por el virus del herpes simple o VHS. Hay dos tipos de VHS, y ambos pueden producir herpes genital. El VHS tipo1 comúnmente infecta los labios causando lesiones conocidas como "vesículas de fiebre" o "lesiones de frío" o "fuegos", pero también puede infectar el área genital y causar lesiones. El VHS tipo 2 usualmente causa el herpes genital, pero también puede infectar la boca durante sexo oral. Una persona infectada con herpes genital puede pasar o transmitir fácilmente el virus durante el acto sexual a una persona sana.
Ambos tipos, el VHS 1 y 2, pueden producir llagas (también conocidas como lesiones) en y alrededor del área vaginal, en el pene, alrededor del ano, y en los glúteos o muslos. Ocasionalmente, las lesiones aparecen en otras partes del cuerpo donde el virus ha entrado por lesiones de la piel.
El VHS permanece en ciertas células nerviosas del cuerpo, de por vida y puede producir síntomas esporádicos en algunos pacientes infectados. s
¿Cómo puede alguien contagiarse de Herpes Genital?
La mayoría de la gente puede contagiarse de herpes genital al tener relaciones sexuales con una persona que tenga un brote de herpes. Este brote significa que el VHS está activo. Cuándo esta activo, el virus generalmente causa lesiones visibles en el área genital. Las lesiones despiden (propagan) el virus que puede infectar a otras personas. Sin embargo, a veces, una persona puede tener un brote y no tener lesiones visibles. La gente a menudo se contagia de herpes genital al tener relaciones sexuales con parejas que no saben que están infectadas o que tienen brotes de herpes sin lesiones.
Una persona con herpes genital también puede infectar a su pareja durante el sexo oral. El virus es raramente diseminado, si llega a suceder, tocando objetos como el inodoro o un baño de tina.
¿Cuáles son los síntomas? 
Desafortunadamente, la mayoría de las personas que tienen herpes genital no lo saben porque nunca tienen síntomas, o no reconocen los síntomas que puedan tener. Cuándo hay síntomas, esto  pueden ser diferentes en cada persona. Muy a menudo, cuando una persona se infecta con herpes genital por primera vez, los síntomas aparecen dentro de dos a 10 días después de la exposición. Estos primeros episodios de síntomas generalmente duran dos a tres semanas.
Los primeros síntomas de un brote de herpes genital incluyen:
Picazón o ardor en el área genital o anal.
Dolor en las piernas, glúteos, o área genital
Descarga de flujo vaginal.
Sensación de presión en el abdomen
En unos pocos días, las lesiones aparecen cerca de donde el virus penetró al cuerpo, tal como en la boca, el pene, o la vagina. Estos también pueden ocurrir dentro de la vagina o en la cervix en mujeres, o en el tracto urinario de mujeres y hombres. Primero aparecen pequeños bultos rojos. Estos se desarrollan a vesículas, y posteriormente llegan a ser llagas muy dolorosas. En unos días, las llagas se hacen costras y sanan sin dejar cicatriz. Otros síntomas que pueden presentarse en el primer episodio de herpes genital son la fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, y glándulas inflamadas en el área inguinal.
¿Volveré a tener brotes? 
Si usted ha sido infectado por el VHS 1 y /o 2, probablemente tendrá síntomas o brotes esporádicos. Después que el virus ha terminado de estar activo, entonces viaja al final de los nervios de la espina dorsal donde permanece un tiempo. Aún después que las llagas se han ido, el virus permanece dentro de las células del nervio en un estado tranquilo y escondido, lo que significa que esta inactivo.
En la mayoría de la gente, el virus puede llegar a estar activo varias veces en un año. Esto es lo que se llama una recurrencia. Los científicos todavía no saben porque sucede esto. Cuándo llega a estar activo otra vez, viaja por los nervios hacia la piel, donde se ocupa de hacer más virus cerca del sitio de la primera infección. Es allí donde aparecen nuevas lesiones.
A veces, el virus puede estar activo pero no ocasiona ninguna lesión visible. En estos casos, son pequeñas las cantidades de virus que se despide en el mismo lugar o cerca de la primera infección, en líquidos de la boca, pene, y vagina, o de lesiones que apenas se pueden ver. Es posible que usted no se de cuenta de este brote porque la mayoría del tiempo no hay incomodidad ni dolor. Aunque no este enterado de este brote, usted puede infectar a su pareja en este periodo.
Después del primer brote, los próximos brotes generalmente son leves y sólo duran cerca de una semana. Una persona infectada puede saber cuando esta a punto de tener un brote al sentir un hormigueo o picazón en el área genital, o dolor en los glúteos o abajo en la pierna. Para algunas personas, éstos primeros síntomas pueden ser la parte más dolorosa y molesta de un brote. A veces, es posible que sólo se sienta un hormigueo y picazón sin que se desarrollen lesiones visibles. En otras ocasiones, las vesículas parecen ser muy pequeñas y poco visibles o pueden llegar a ser llagas que se encostran, sanan y desaparecen.
La frecuencia y severidad de los episodios recurrentes varían mucho grandemente. Mientras algunas personas sólo presentan uno o dos brotes en el transcurso de su vida, otros pueden tener varios brotes en un año. Para una persona el número y manera de recurrencias cambia a medida que va pasando el tiempo. Los científicos no saben que causa que el virus se active otra vez. Aunque algunas personas han informado que sus brotes son debido a otras enfermedades, estrés, o por el período menstrual, generalmente los brotes no se pueden predecir. En algunos casos, los brotes pueden relacionarse con la exposición a la luz del sol.
Diagnóstico y Tratamiento 
¿Cómo el doctor puede diagnosticar herpes genital?
Como las lesiones de herpes genital no se ven a simple vista, un doctor u otro profesional de la salud tendrán que hacer varias pruebas de laboratorio para tratar de probar que los síntomas que presenta, son causados por el virus de herpes simple. Una persona puede tener herpes genital, aunque las pruebas de laboratorio no demuestren la presencia del virus en el cuerpo.
Una prueba de sangre no puede mostrar si una persona puede infectar a otra con el virus del herpes. Sin embargo, una prueba de sangre puede mostrar si una persona ha sido infectado en cualquier momento con VHS. También hay nuevas pruebas de sangre que pueden decir si una persona ha sido infectado con VHS tipo 1 y /o tipo 2.
¿Cuál es el tratamiento?
Aunque no hay curación para el herpes genital, su doctor le puede recetar una de estas tres medicinas para el tratamiento:
Aciclovir (Zovirax®) trata los brotes iniciales y/o posteriores de herpes genital.
Famciclovir (Famvir®) trata los episodios tardíos de herpes genital y ayuda a prevenir futuros brotes.
Valaciclovir (Valtrex®) trata los episodios tardíos de herpes genital.
Durante un episodio activo de herpes, sea el primero o uno recurrente usted debe seguir estos sencillos pasos para apresurar la curación y evitar la diseminación a otros lugares del cuerpo o a otras personas:
Mantenga el área infectada limpia y seca para prevenir que se desarrollen otras infecciones.
Evite tocar las lesiones.
Lávese las manos después de tocar las lesiones.
Evite el contacto sexual desde el primer momento que siente los síntomas hasta que las lesiones se hayan sanado completamente, esto es, cuando se ha caído la costra y se ha formado piel nueva en el lugar donde estaba la lesión.
¿Puede el Herpes Genital causar otros problemas? 
Generalmente, las infecciones de herpes genital no causan mayores problemas en adultos saludables. En algunas personas, cuyos sistemas inmunológicos no trabajan apropiadamente, los episodios de herpes genital pueden durar mucho tiempo y ser excepcionalmente severos. (El sistema inmunológico lucha contra invasores externos, como los virus.)
Si una mujer tiene su primer episodio de herpes genital mientras está embarazada, ella puede pasar el virus a su bebé antes de nacer y puede tener un bebé prematuro. La mitad de los bebés infectados con herpes mueren o sufren de daños a los nervios. Un bebé nacido con herpes puede desarrollar graves problemas que pueden afectar el cerebro, la piel, o los ojos. Si los bebés nacidos con herpes son tratados inmediatamente con acyclovir, tienen más oportunidades de sanar. Por lo tanto, si usted está embarazada e infectada con herpes genital, usted debe permanecer en contacto con su doctor antes, durante, y después del nacimiento de su bebé.
Si una mujer embarazada tiene un brote y no es el primero, el riesgo de que el bebé sea infectado al nacer, es muy bajo.
Si una mujer tiene un brote durante el trabajo de parto y el parto y presenta lesiones de herpes cerca o en el canal del parto, el doctor le hará una cesárea para proteger al bebé. Sin embargo, la mayoría de las mujeres con herpes genital, no tiene ningún síntoma de infección activa con el virus durante este periodo, y puede tener un parto normal.
¿Es peor el herpes genital en una persona con SIDA?  
Herpes genital, como otras enfermedades genitales que producen úlceras, aumenta el riesgo a las personas de contraer el VIH, el virus que causa el SIDA. También, antes de que hubiera mejores tratamientos para el SIDA, las personas con VIH (a causa de la baja protección de su sistema inmunológico) tenían brotes severos de herpes, el cuál pudo haber ayudado a contagiar a otras personas con el virus del herpes genital y con el VIH.
¿Cómo me puedo proteger o proteger a mi pareja sexual? 
Si usted tiene síntomas tempranos de un brote de herpes o lesiones visibles, usted no debe tener relaciones sexuales o sexo oral hasta que los síntomas hayan desaparecido y/o las lesiones se hayan curado completamente. Entre cada brote, usar condones durante las relaciones sexuales puede ofrecer alguna protección contra el virus.
¿Que investigaciones están haciendo ahora? 
El Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID) apoya las investigaciones sobre el herpes genital y el virus de herpes simple tipo 1 y 2, los virus que causan el herpes genital. Se están haciendo nuevos estudios para desarrollar nuevos tratamientos para los 67 millones de personas que sufren de herpes genital. Mientras unos científicos conducen ensayos clínicos para determinar la mejor manera de usar los medicamentos ya existentes, otros están estudiando la biología del virus del herpes simple. Los científicos de NIAID han identificado ciertos genes y enzimas que el virus necesita para sobrevivir. Ellos están esperanzados en que los medicamentos diseñados y dirigidos a interrumpir el virus quizás puedan llevarnos a terapias más efectivas.
Mientras tanto, otros investigadores están ideando otros métodos para controlar la diseminación del virus. Dos medios importantes de prevenir la infección del VHS son las vacunas y los medicamentos tópicos microbicidas. Se están desarrollando varios tipos de vacunas que se encuentran en varias etapas de desarrollo. Estas incluyen vacunas hechas de proteínas de la superficie de las células de VHS, péptidos o cadenas de aminoácidos que representan importantes blancos al sistema inmunológico y al ADN del mismo virus. Preparaciones de medicamentos tópicos microbicidas que contienen compuestos que pueden matar virus ya están en varias etapas de desarrollo y prueba. Estos incluyen presentaciones en gel, cremas o lociones que una mujer se puede insertar en la vagina antes de tener relaciones sexuales para prevenir infectarse o infectar a su pareja.
¿Donde puedo conseguir ayuda si estoy preocupado de tener herpes o una pareja infectada? 
Los brotes de herpes genital pueden ser angustiosos, incómodos y a veces dolorosos. La preocupación acerca de transmitir la enfermedad a otros y la interrupción de relaciones sexuales durante un brote puede afectar las relaciones personales. Si usted o su pareja tienen herpes genital, usted puede enfrentar y tratar la enfermedad efectivamente obteniendo orientación y los medicamentos apropiados, y usando las medidas preventivas mencionadas anteriormente.
¿Por qué mi herpes genital continúa apareciendo? 
El herpes es una infección común causada por el virus herpes simple (VHS) - tipo 1 o tipo 2. El herpes genital puede afectar cualquier parte de los genitales, así como las áreas circundantes, incluyendo el ano, las nalgas y la parte superior de los muslos.
Una vez que Ud. ha sido infectado por el VHS, éste queda permanentemente en su organismo, en el tejido nervioso cerca de la base de la espina dorsal, en el ganglio de la raíz dorsal. La mayoría del tiempo, el virus permanece inactivo, pero muy a menudo algo sucede que lo reactiva. Los cuadros agudos de herpes (o recurrencias) ocurren cuando el virus se multiplica ( se replica), generando nuevas partículas del virus que viajan a lo largo del nervio hasta el sitio original de la infección. Esto causa los síntomas que Ud. reconoce. A veces, el virus se puede replicar y se esparce desde el sitio de la infección sin síntomas reconocibles (esto se reconoce como diseminación asintomática).
No se sabe por qué el VHS se reactiva en determinados momentos. Ud. podrá reconocer los factores desencadenantes que contribuyen a un empuje. Estos pueden incluir la fricción debida a la relación sexual, un debilitamiento de la salud, stress, fatiga, depresión, falta de sueño, luz del sol directa y menstruación. Los factores desencadenantes difieren de persona a persona. Si Ud. no tiene claro qué factores desencadenan sus cuadros de herpes, puede ser de utilidad llevar un diario para identificarlos. Un diario puede también ser de utilidad para a evaluar la severidad y frecuencia de sus cuadros de herpes, lo que puede ayudarle a Ud. y a su médico a decidir qué enfoque de tratamiento es mejor.
Puede comprobar que, a medida que pasan los años, el número y/o la severidad de sus recurrencias disminuye. Las razones para esta disminución no se conocen, pero podrían incluir cambios en su estilo de vida, en su sistema inmunológico, en el virus en sí mismo, o en su mejor capacidad para evitar ciertos factores desencadenantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor comenterios moderados sin ofensas y sobre ninguna hipótesis palavras racista de calquer tipo.